Requiem por una dinastía

Obras de Sebastián Durón (1660-1716)

Este programa está dedicado en su integridad a Sebastián Durón, uno de los mejores músicos de su tiempo que supo desarrollar los elementos hispanos del siglo XVII hasta su máxima perfección y mezclarlos con otros elementos de procedencia italiana, francesa e incluso alemana.

De entre sus obras hemos elegido música especialmente solemne que tiene en común un contexto fúnebre y de lamento. La Misa de difuntos a tres coros con violines y flautas se compuso, probablemente, para el aniversario de la muerte del rey Carlos II, el último rey de la dinastía de los Austrias. El resto de las obras pertenecen al ciclo de Semana Santa, momento en que las Lamentaciones y los Misereres se cantaban con especial solemnidad. Para evocar este ambiente de lamento, Durón recurre al timbre dulce y delicado de las flautas, algo por otra parte habitual en la práctica hispana.

Característico del estilo de Durón es, entre otras cosas, el rigor en el contrapunto, la imaginación en el contraste de masas entre los coros, la adecuada expresión del texto, acentuada  muchas veces por un inconfundible uso del cromatismo, la predilección por modulaciones inusuales que llegan a crear un misterioso ambiente de suspensión armónica… Todo ello hace que las obras recogidas en el presente programa sea auténticas obras maestras, dignas del más alto reconocimiento.

Requiem_por_una_dinastía_JPEG.jpg

© 2020 por Opera Omnia Early music